Las tragedias de los selfies
Ago24

Las tragedias de los selfies

Los selfies son un problema muy presente entre todo tipo de personas. Muchas personas han muerto o han sufrido accidentes por las ganas de hacerse la mejor autofoto posible. Un ejemplo claro es el caso reciente de la pareja que se despeñó por un acantilado en Portugal mientras sus dos hijos les estaban mirando, una auténtica tragedia. Pero no es la única. Este ejemplo inicial representa a Hania y Michal Mackowiak, un joven matrimonio con dos niños que se resbaló cuando intentaban salir en una autofoto muy arriesgada. Se cayeron de un acantilado a 140 metros de altura y no sobrevivieron. La foto en cuestión no salió como ellos esperaban y la última que quedó registrada en la cámara fue una foto al cielo azul, pero con un efecto borroso significativo y muy desgraciado. También recordamos el caso de Courtney Sanford, una mujer de 32 años que estaba conduciendo cuando decidió hacerse una selfie al volante. Se hizo la foto y la publicó en Facebook, pero minutos después de hacerlo no logró controlar el coche y se estrelló contra un camión. No tuvo ninguna oportunidad de salir con vida. Tras realizar el proceso habitual, se descubrió que en su móvil había no una selfie, sino muchas de ellas. Otra selfie con caída es la que protagonizó la joven de 19 años Xenia Ignatyeva. En su caso lo que quería era escalar un puente de 9 metros de altura. Subió los 9 metros y cuando estuvo arriba no consiguió mantener el equilibrio. Para evitar una caída que hubiera sido grave, Xenia se agarró en un cable eléctrico de alta tensión. El impacto de la descarga provocó que cayera al suelo igualmente y no logró sobrevivir. Volvemos a los coches para hablar de Ashley y Collete. Ellas creían que tenían por delante una despedida de soltera muy divertida. Estaban rumbo a Missouri. Una de ellas hizo una selfie de las dos, la subió a Facebook y después, en un intento de adelantamiento, el coche estrelló y quien no conducía, la que hizo la selfie, falleció. Llegamos a España, más exactamente a Sitges. Un grupo de 5 personas de edades comprendidas entre 44 y 49 años se asomó a un balcón para hacerse un selfie. El peso de la barandilla en la que estaban apoyados no les aguantó y tres personas quedaron hospitalizadas de gravedad. En México también hubo tragedia con las selfie. En este caso de la mano de un joven de 21 años, Óscar, que cuando estaba en una fiesta posó para hacerse una autofoto con una pistola. Pensaba que no tenía munición, pero sí la tenía, así que al...

Leer más
Una pareja muere al hacerse una selfie en un acantilado
Ago20

Una pareja muere al hacerse una selfie en un acantilado

¿Cuántas veces hemos dicho lo peligroso que es hacernos selfies en situaciones sensibles? Intentemos no hacerlo, porque podríamos acabar como los protagonistas de esta noticia. Una pareja de Polonia falleció hace unos días en Portugal cuando se estaban haciendo una selfie en el borde de un acantilado. Sus hijos estaban cerca mirándoles, y agradecemos que no estuvieran intentando salir también en la selfie. Ahora vivirán con su abuelo y tendrán que pasar por un largo tratamiento psicológico. Sus padres eran todavía muy jóvenes, no les echamos más de 40 años a la vista de las fotos de archivo publicadas. De lo ocurrido se percató una pareja de españoles que estaba pasando por la zona. La pareja falleció al caer desde una altura de 80 metros al mar, suficiente para que sus cuerpos no consiguieran sobrevivir al impacto. Es una muerte adicional que se añade a la larga lista de fallecimientos ocurridos en los procesos de hacernos autofotos. En noticias relacionadas tenemos un grupo de Sitges que se estaba haciendo una selfie cuando se cayó del balcón de la vivienda en la que se encontraban. Era cinco personas que cayeron desde un tercer o cuarto piso según las publicaciones de la prensa generalista. El problema fue que la barandilla en la que se apoyaron no aguantó el peso de la situación. No hubo ningún muerto, pero sí se produjo una accidentada a la que se tuvo que trasladar en helicóptero debido al estado crítico en el que se encontraba. Dos heridos más también sufrieron problemas graves que se están tratando en hospitales de la región. Estas trágicas situaciones no hacen sino alertarnos de lo importante que es mantenerse alerta cuando tenemos intención de hacernos una autofoto. No podemos evadirnos del mundo que nos rodea solo dejándonos llevar por la emoción de la foto, sino que hay que tener mil ojos puestos en todo. De esta forma podremos evitar accidentes. Vía:...

Leer más
Una mujer pierde su móvil en el inodoro, dos mueren
Jun11

Una mujer pierde su móvil en el inodoro, dos mueren

Hacía tiempo que no escuchábamos noticias de alguna muerte relacionada con un teléfono móvil. En ese sentido estábamos contentos. Pero una nueva tragedia llega desde China, más exactamente desde la ciudad de Xinxiang, en Henan. Según cuentan los periódicos, una mujer se ha visto involucrada en un trágico incidente después de que se le cayera el teléfono móvil cuando utilizó un inodoro a cielo abierto. El teléfono era totalmente nuevo y estaba cotizado en un valor de unos 320 dólares, 2000 yuans chinos. El inodoro era un agujero negro muy poco común para nuestra cultura y algo rústico en cualquier caso incluso para China. Cuando se le cayó el móvil, primero saltó su marido a buscar el móvil. El humo del inodoro pudo con él. Su madre también saltó. La mujer empezó a respirar con dificultades, así que la mujer a la que se le cayó el móvil, también saltó al agujero. La profundidad no era extrema, dado que solo les cubría por las rodillas. Aún así, los intentos de rescate por parte de los vecinos no fueron satisfactorios y llevaron a que el marido de la mujer y su madre murieran por asfixia. Esto ocurrió en un plazo de solo 5 minutos. La tragedia llevó a que la noticia sonará con fuerza no solo en China, sino también en territorio internacional, lo cual podría ayudar a que se tomaran medidas para que no volviera a pasar algo similar en el futuro. La mala noticia es que no es la primera vez que ocurre algo parecido. En el pasado año 2013 un hombre de 22 años saltó a las vías del metro en el Bronx para recuperar su móvil y un tren se lo acabó llevando por delante, acabando con su vida. La lista de muertes producidas debido a que el móvil se caiga o por miedo a perderlo ya son demasiado numerosas. Vía: CNET...

Leer más
¿Estamos locos? Muertes producidas por los smartphones
May01

¿Estamos locos? Muertes producidas por los smartphones

En los últimos meses venimos dándonos cuenta de algo que nos preocupa: las muertes producidas por el uso del smartphone o la adicción al mismo son cada vez más frecuentes. Notamos cómo el uso del móvil se está convirtiendo en un peligro incluso mayor que la bebida y el alcohol en general. ¿Estamos locos o es que no pensamos lo que hacemos? La mayor parte de las noticias que relacionan la muerte con los móviles están vinculadas con dos posibles situaciones: accidentes de tráfico o situaciones en las que intentamos recuperarlo de forma arriesgada. En todos los casos son evitables, y eso es algo que no deberíamos olvidar. Pongámonos primero en el caso, el de los accidentes de tráfico. ¿Tan difícil es mentalizarse de que no deberíamos estar usando el móvil mientras conducimos? ¿Cómo podemos agarrar el móvil con una mano mientras en la otra tenemos el volante? No es posible que podamos hacer las dos cosas. Quizá conduciendo en una línea recta que no haya ningún vehículo, pero si nos confiamos una vez, nadie nos dice que no nos vayamos a intentar confiar en otra ocasión. Esto es algo que no se puede hacer, y no tiene discusión alguna. No debemos conducir mientras estamos usando el móvil. Ni para enviar un mensaje, ni para hacernos una foto selfie, ni para nada de nada. Si queremos responder una llamada lo máximo que podemos hacer es usar el manos libres o el sistema inteligente del vehículo para que este se ocupe de que nosotros no tengamos que quitar las manos del volante. Esto es algo que, como decimos, debería estar muy en la mente de todos los usuarios y que no debería tener vuelta de hoja. La seguridad es lo primero y hay que pensar que un accidente de coche no solo nos puede perjudicar a nosotros, sino también a otras personas que estén conduciendo o incluso paseando por donde nosotros podamos tener el accidente. Respecto al segundo caso, tenemos que tener un poco de cabeza y pensar antes de hacer las cosas. Nunca sale nada bueno de las situaciones en las que actuamos con ímpetu sin pensarlo antes. Si se nos cae el móvil a la vía del tren o del metro, sintiéndolo mucho tendremos que pensar tranquilamente en la situación, en lo que está ocurriendo y en lo que podría ocurrir. Recordamos una noticia de un hombre que fue a recuperar su móvil, que había caído sobre un río helado, y que al hacerlo el hielo se rompió y cayó dentro del agua. Unos amigos saltaron a ayudarle y el resultado fue que murieron varios de ellos. En...

Leer más
Un hombre muere al intentar recuperar su móvil en un incendio
Feb28

Un hombre muere al intentar recuperar su móvil en un incendio

Otra muerte por la obsesión de perder el móvil, y van… Un hombre ha muerto en Estados Unidos al intentar recuperar su móvil en un incendio. No es la única muerte producida del mismo tipo en los últimos meses, lo que deja claramente en entredicho si la relación que tenemos con nuestro teléfono no está alcanzando un dramatismo demasiado extremo. La tragedia comenzó a la 1 de la madrugada en una casa de Plano, en Texas. Del incendio se dieron cuenta unos vecinos que llamaron al 911 y dieron la alarma, aunque todo sucedió demasiado rápido. Mientras los vecinos llamaban, los tres hombres que vivían en la casa salieron de ella escapando con vida. Al salir se dieron cuenta de que no tenían ningún móvil encima, dado que lo habían olvidado dentro. Dos de ellos decidieron entrar para buscar el teléfono, aunque solo uno de ellos salió con vida. El fallecido tenía alrededor de 70 años, y aunque parece comprensible que entraran a buscar el teléfono, seguro que hubieran encontrado otras opciones si hubieran pensado, como ir a la casa del vecino a pedir ayuda y a llamar a las autoridades de emergencia. Este no ha sido el único incidente relacionado con personas que entran en edificios que están quemándose para recuperar sus dispositivos olvidados. Hace pocas semanas un hombre de Kansas volvió a su casa en llamas para recuperar su Xbox. En este caso tuvo suerte y pudo salir con vida de la casa. En el caso del incendio de Plano, los bomberos llegaron a la casa en menos de tres minutos y no tardaron en apagar las llamas, pero la casa quedó bastante maltrecha. Los bomberos aprovechan para recordar que en este tipo de situaciones lo último que hay que hacer es volver a la casa que se encuentre en llamas, dado que en estos casos el 90% de las personas que vuelven a la casa que esté quemándose nunca vuelve a salir con vida. Vía:...

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies